Todo sobre "técnicas"

Edad ideal para operarse de la vista

Edad ideal para operarse de la vista

Aunque no existe una edad exacta y cada caso particular es diferente, se pueden establecer unos criterios aproximados para tener en cuenta antes de someterse a una operación refractiva para quitar las dioptrias.  Digamos que el mejor momento para operarse es cuando el ojo deja de crecer, y existe más posibilidad de que la ametropía (hipermetropía-miopía-astigmatismo) , no varíe a partir de este momento. Ojo!!, existe más posibilidad, esto no significa que no pueda subir debido a circunstancias externas, como un traumatismo, algún tipo de fármaco, o simplemente de forma natural por hábitos que podamos tener. Por ejemplo, podríamos diferenciar dos grandes grupos, que son los hombres y las mujeres, puesto que los hombres terminan de crecer un poco después que las mujeres. Teniendo en cuenta esto,  la edad aproximada a la que la visión de una mujer estaría estabilizada y podría teóricamente operarse, sería los 21-22 años, mientras que un hombre vendría  a ser unos 23-24 años. Aunque vuelvo a repetir, esto es a groso modo, no siempre se cumplirá. Para saber una persona si se puede operar debe hacerse pruebas con un oftalmólogo que será el que le indique cuando y con qué técnica debe...

Mejoran técnica para corregir defectos de visión por láser

Mejoran técnica para corregir defectos de visión por láser

  Alemania está aportando importantes mejoras en todo lo que se refiere a las operaciones de miopía con láser. Utilizando las nuevas técnicas, los especialistas están consiguiendo mejorar notablemente la precisión en la corrección de los problemas de visión. Por otro lado, en la actualidad se puede garantizar una mayor seguridad en los tratamientos y se espera que en el futuro se consiga también eliminar la presbicia, que aparece en las edades avanzadas, y las enfermedades oculares de la infancia. Y es que, realmente, existe un poco de miedo aún entre mucha gente a pasar por una intervención de erradicación de la miopía por láser, debido al temor a los efectos secundarios que ésta pudiera tener, por lo que prefieren seguir llevando gafas o lentillas y dejar a un lado esta otra posibilidad. Y es que no debemos olvidar que sí existe un riesgo en este tipo de operaciones. Por ejemplo, un error en una córnea puede desembocar en una mayor sensibilidad a la luz y a que se creen irritaciones durante la noche. Las nuevas aportaciones alemanas a esta técnica permitirán a partir de ahora un trabajo más preciso. Por ejemplo, en el caso de los “rastreadores oculares”, que son los encargados de registrar durante la operación el movimiento del ojo, se podrá redireccionar el láser en función de este movimiento. También es posible desgastar la córnea con distinta intensidad y en determinadas zonas del ojo que se esté tratando, permitiendo así un mayor control y una mayor...