Todo sobre "operación de miopía con láser"

La operación de miopía con láser. En qué consiste. La Técnica Lasik

Una operación de miopía con láser, utilizando la técnica Lasik, no es dolorosa ni durante ni después de la intervención, solamente se siente después de la cirugía un ligero escozor y, algunos pacientes sienten una cierta presión en los ojos debido a los aparatos que se utilizan para inmobilizar el ojo mientras de realiza la operación. Con la técnica Lasik, se produce un tipo de energía muy precisa e inocua. La operación de miopía con láser consiste en realidad en cambiar la curvatura de la cornea como si se tratara de pulir una lente de contacto, corrigiendo así el defecto del ojo. Este cambio de curvatura se realiza en el interior de la cornea. De esta forma, se cicatriza muy pronto y el paciente se recupera con facilidad en poco tiempo. Para esta operación de miopía con láser es necesario el internamiento en una clínica especializada. El paciente deberá tumbarse en una cama especial con un reposacabezas que reduce la movilidad. Antes de la operación, se instilan unas gotas de colirio anestésico a fin de reducir las molestias y un antibiótico para prevenir posibles infecciones. Con un instrumento para mantener el ojo abierto durante todo el tiempo de la operación, con el fin de evitar el parpadeo, el cirujano levanta una fina capa de tejido corneal y a continuación aplica el láser en el interior de la cornea, y según las dioptrias a corregir, se cambia la curvatura. Mientras dura esta fase, el paciente tiene que fijar la vista...