Todo sobre "enfermedades"

Enfermedades de la vista en la vejez

Enfermedades de la vista en la vejez

Enfermedades de la vista El grupo de edad entre 30 y 40 años está representada por una menor aparición de nuevas enfermedades de los ojos, por lo que en ausencia de síntomas, defectos de refracción o enfermedades de los ojos ya diagnosticados deben someterse a controles periódicos cada 3-5 años. Alrededor de entre 40-45 años se inicia la presbicia: fenómeno fisiológico que hace que el ojo encuentre dificultades para centrarse, como por ejemplo en la lectura. Presbicia depende tanto de la edad del paciente, como también de su estado de refracción. Una observación adecuada puede excluir más graves enfermedades de los ojos que a menudo comienzan a ocurrir en este grupo de edad como el glaucoma, la retinopatía diabética e hipertensiva. El glaucoma es una enfermedad caracterizada por el aumento de la presión endocular, si no son diagnosticados y tratados con prontitud determinará un daño irreversible del nervio óptico que puede conducir a la ceguera. Es una enfermedad insidiosa y sutil, porque es asintomática, es la principal causa de ceguera en los EE.UU. y en todo el Occidente. El diagnóstico precoz es fundamental, especialmente en los individuos que tienen una propensión para el glaucoma, alta miopía y un deterioro de la microcirculación, como ocurre en la diabetes. Una simple revisión de los ojos puede detectar la presión endocular, en los casos de sospecha o que se sabe que existen como un examen de diagnóstico en el examen del campo visual con perímetro mostrando pronto el daño del nervio óptico...

Enfermedades de los ojos en los niños

Enfermedades de los ojos en los niños

    En los niños, las enfermedades oculares pueden, además del peligro que en sí representan para sus ojos, suponer un freno importante para el avance en su desarrollo social normal. Esto se ve reflejado en la actitud del niño en la escuela y en el trato hacia las personas de sus entorno, por lo que deben ser tratadas con la máxima antelación posible, en cuanto se detecte alguna anomalía que nos pueda hacer pensar en algún problema visual del niño. En general, las enfermedades que se suelen presentar más comúnmente tienen relación con el enfoque retinal o refractivo, que si no se tratan a tiempo pueden desembocar en otros problemas más importantes de visión. Existen ciertos referentes de alerta, generalmente ligados al comportamiento infantil, que nos pueden hacer ver que algo no va bien en este sentido. Por ejemplo, cuando el niño se sienta demasiado cerca de la televisión, o cuando el niño tiene dolores frecuentes de cabeza cuando ha estado leyendo o estudiando. Otros signos de alerta importantes podrían ser cuando el niño entrecierra los ojos para ver de lejos o pestañea más de lo normal, o bien se frota muy a menudo los ojos. Incluso algunos llegan a cerrar un ojo o se lo tapa para poder ver mejor. Vamos a exponer brevemente algunas de las enfermedades visuales más frecuentes que pueden presentarse a los niños. Miopía: La miopía es una alteración visual por la que las cosas cercanas las vemos bien pero no las lejanas,...