Todo sobre "¿Cuando tenemos hipermetropía?"

Síntomas de la hipermetropía

La visión borrosa es el síntoma más claro de una posible hipermetropía. Una persona adulta con hipermetropía muy alta, verá las cosas muy borrosas, sobre todo los objetos cercanos. Por el contrario, si la hipermetropía es baja, verá bien las cosas de lejos, aunque le costará mucho trabajo enfocar bien. De una forma u otra, al estar el ojo realizando un esfuerzo constante, se producirán dolores de cabeza o cansancio. Es un problema muy habitual en los niños pequeños, ya que el ojo a esa edad es más corto de lo normal. Por esta causa, es importante que los padres lleven a sus hijos a revisiones periódicas, ya que ellos por sí solos no pueden diagnosticar este transtorno. Es importante que los padres observen si sus hijos se acercan mucho a los objetos. Si así fuera, deberían de acudir a un oftalmólogo lo antes posible, a fin de corregir cuanto antes ese defecto...