Todo sobre "cómo se trata la hipermetropía"

Tratamiento de la hipermetropía

El examen temprano es imprescindible para que la hipermetropía no llegue a agravarse. Recordemos la importancia que tiene observar con tiempo cualquier anomalía visual en nuestros hijos. El tratamiento y la corrección de la hipermetropía es algo bastante complejo, pues depende de varios factores, como son: la edad, la aparición de molestias o cansancio, la pérdida de agudeza visual y otros problemas oculares derivados. Las gafas, pueden permitir una buena visión cuando están graduadas correctamente. El problema de las gafas es que, a medida que la hipermetropía crece, los cristales han de aumentar su grosor, por lo que serán más pesados y pueden distorsionar las imágenes. Otro problema que crea la utilización de gafas es la molestia que ocasiona por la incomodidad que representa y por cuestiones estéticas. Otra opción muy usual para corregir este defecto son las lentes de contacto o lentillas. Estas corrigen la visión en todo el campo; sin embargo, precisan de unas normas de limpieza y almacenaje para su correcta conservación, ya que si no fuese así y no se mantuviera la higiene adecuada, podrían producir infecciones y molestias. La última opción que corregiría la visión hipermetrópica sin colocar ningún objeto extraño ni delante ni dentro de los ojos sería la cirugía refractaria. Es un procedimiento que corrige la hipermetropía de forma definitiva, pero no hay que olvidar que se trata de una...