Todo sobre "cirugía refractaria"

Tipos de láser para cirugía refractaria

Tipos de láser para cirugía refractaria

En la actualidad, en lo que a cirugía refractaria se refiere existen dos tipos de láser. Por un lado está el PRK, Lasik, epilasik, que se utilizan para lo que son llamadas técnicas de superficie; es decir, tiene su aplicación en personas que tengan muy pocas dioptrías, con espesor corneal muy bajo o con ojo seco. En la intervención no se realiza ningún tipo de corte, únicamente se aplica un láser fino sobre la capa exterior de la córnea. Por otro lado, encontramos la técnica del Lasik, que es la más conocida y a la vez la más cómoda. Con esta técnica se realiza un corte previo y se aplica el Excimer, que es el láser que corregirá las dioptrías. Esto último se puede realizar con un microqueratomo, que es un sistema que dispone de una cuchilla diminuta, con la que se corta una lámina pequeña de la córnea (flap). Opcionalmente existe la posibilidad de utilizar el láser de femtosegundo, más moderno y seguro, ya que permite que el cirujano pueda controlar el grosor del flap del paciente con muchísima precisión. Esta última posibilidad parece ser la ideal de cara al paciente, ya que se simplifica el proceso de corte y las molestias son muy mínimas. Otro punto importante es el la comodidad para la persona que está siendo intervenida. Cuando se realiza el corte con microqueratomo se hace necesario que el paciente cambie de camilla al pasar de un aparato a otro; sin embargo, con esta nueva técnica todo...

Según expertos, el 3% de los pacientes de cirugía refractaria deben pasar por una segunda intervención

Según ha comunicado el presidente de la Asociación de Utilidad Pública Visión y Vida, no existe ninguna técnica de cirugía que pueda garantizar unos resultados perfectos, existiendo por ello un riesgo y ciertas limitaciones. Esto hace que el 3% de los pacientes que pasan por una intervención de cirugía refractaria deban ser tratados de nuevo en una segunda operación, a fin de mejorar su visión. De la misma forma, alrededor de un 30% de las personas que utilizan lentillas o gafas no deben pasar por una intervención quirúrgica con láser por diferentes e importantes motivos. En unos casos por tener la córnea demasiado delgada, o cuando se tienen las pupilas demasiado grandes, cuando se padece de presión intraocular alta, con ojo vago, con problemas en la retina, con catarata incipiente, etc. También se ha observado que aproximadamente la mitad de los pacientes sufren un error refractario residual, lo que los obliga de nuevo en ciertos casos a tener que llevar gafas o lentillas. En otros casos, aunque en un porcentaje relativamente pequeño, pueden tener dificultades para la visión nocturna o bien sufren de una visión desdoblada. Por todo ésto, se recomienda una buena información antes de someterse a este tipo de cirugía. En ningún momento debe ser obsesiva la idea de dejar a un lado definitivamente como sea las gafas o lentillas, sin pensar en posibles efectos secundarios. Durante 2007, en España se ha intervenido con cirugía ocular a cerca de doscientas mil personas, que han resuelto sus problemas...

Con el láser se pueden eliminar hasta nueve dioptrías

El 13 por ciento de la población tiene algún astigmatismo, el 18 por ciento sufre de hipermetropía y el 23 por ciento es miope, según los datos del Ministerio de Sanidad y Consumo. En el caso de las intervenciones por láser, no todos los pacientes son aceptados para poder someterse a cirugía refractaria. Solamente el 85 por ciento pueden hacerlo, ya que son rechazados los que sufren de alta miopía o una gran hipermetropía. Tampoco se aconseja en los casos de astigmatismos simples. Con la utilización de la cirugía refractaria pueden eliminarse hasta nueve dioptrías de miopía, 6,5 de hipermetropía y 6 de astigmatismo. Si el paciente supera estas cifras no es aconsejable este tipo de operación, debiendo optar por la colocación de lentillas intraoculares. Las personas que suelen elegir las intervenciones con láser suelen estar comprendidas entre los 18 y 40 años y que no hayan tenido un aumento de dioptrías al menos en un...