Volver

miopes

La operación de miopía con láser. En qué consiste. La Técnica Lasik

Una operación de miopía con láser, utilizando la técnica Lasik, no es dolorosa ni durante ni después de la intervención, solamente se siente después de la cirugía un ligero escozor y, algunos pacientes sienten una cierta presión en los ojos debido a los aparatos que se utilizan para inmobilizar el ojo mientras de realiza la operación. Con la técnica Lasik, se produce un tipo de energía muy precisa e inocua. La operación de miopía con láser consiste en realidad en cambiar la curvatura de la cornea como si se tratara de pulir una lente de contacto, corrigiendo así el defecto del ojo. Este cambio de curvatura se realiza en el interior de la cornea. De esta forma, se cicatriza muy pronto y el paciente se recupera con facilidad en poco tiempo. Para esta operación de miopía con láser es necesario el internamiento en una clínica especializada. El paciente deberá tumbarse en una cama especial con un reposacabezas que reduce la movilidad. Antes de la operación, se instilan unas gotas de colirio anestésico a fin de reducir las molestias y un antibiótico para prevenir posibles infecciones. Con un instrumento para mantener el ojo abierto durante todo el tiempo de la operación, con el fin de evitar el parpadeo, el cirujano levanta una fina capa de tejido corneal y a continuación aplica el láser en el interior de la cornea, y según las dioptrias a corregir, se cambia la curvatura. Mientras dura esta fase, el paciente tiene que fijar la vista en una luz central a finde asegurar la correcta actuación del láser. Ya no resulta tan peligroso el movimiento inadvertido del ojo, pues con las nuevas técnicas y los ordenadores a las que están sujetas, son capaces de seguir con exactitud los movimientos oculares y el láser solo se aplica automáticamente en la zona deseada. Para finalizar la operación de miopía con láser, la capa de tejido corneal se recoloca en su posición inicial y, debido a su natural adherencia, se une al ojo sin necesidad de puntos. Dependiendo del número de dioptrías corregidas, la recuperación es más o menos rápida. En general, la mayoría de los pacientes pueden reanudar sus actividades a las 48 horas después de realizada la operación de miopía con láser. Después de la operación, se debe descansar completamente durante veinticuatro horas. Ya al día siguiente es cuando se hacen evidentes los efectos de mejoría, en el que el paciente recupera casi toda la...

Leer más
    maricela: hola tengo 21 año y estoy usando lentes de contacto optico y ya estoy muy aburrida de usarlo llevo 3 meses usandolos y varias veces me han irritado los ojos y ahora estoy con mis ojos para la embarra y nisiquiera los puedo abrir me duele mucho y quiero saber de una operacion lo mas luego posible porque ya no aguanto esto me duele mucho mis ojos porfavor si ustedes me pueden ayudar se los agradeceria muchochao gracias por favor respondanme lo mas rapido posible
    antonela: hola , tengo 18 años. Estoy pensando en estudiar una carrera para la cual necesito de una vision optima. Uso anteojos y lentes de contacto... Me gustaria hacerme la intervencion pero no se si a mi edad se puede. Me podrian informar? muchas gracias
    Kevin: Tengo 17 años y estaba pensando hacer mas adelante una oposicion a bombero pero no veo muy bien me gustaria operarme cuando tenga tres o cuatro años mas pero me da un poco de miedo y he visto la operacion en you tube y asusta un poco.si alguien me puede explicar un poco de la operacion se lo agradeceria

El ejercicio físico y los miopes

Según un estudio reciente ,parece ser que los miopes no deberían levantar peso ni realizar tareas que requieran un esfuerzo intenso. La causa de tal afirmación, es que los afectados por este defecto de refracción, que les impide ver con claridad los objetos de lejos, corren un mayor riesgo de desprendimiento de retina, que es la membrana con la que ”vemos”y que recubre el ojo por dentro. Los principales factores  que aumentan las probabilidades de que esta membrana se desplace de su lugar son la obesidad, traumatismos (golpes) oculares o faciales, cirugía de los ojos y miopía severa, de forma que los miopes que además realizan esfuerzos grandes, o levantan peso con asiduidad acumulan más posibilidades para este problema, que requiere cirugía para su...

Leer más

Las gafas de vista estándar y la visión

Las gafas de vista estándar y la visión

Gafas de vista La aparición de la presbicia a una edad relativamente avanzada es inevitable. El síntoma más evidente es la dificultad para ver de cerca. Suele aparecer alrededor de los cuarenta años debido al endurecimiento de los músculos del ojo, entre otros factores, lo que hace que se reduzca la capacidad de enfoque y se haga necesario utilizar gafas. En los últimos tiempos, cada vez es más frecuente la tendencia de mucha gente de intentar solucionar el problema de la vista cansada acudiendo a cualquier farmacia o centro comercial donde encuentran gafas standarizadas con diferentes grados de aumento en los cristales y cada cual, tras probársela primero, elige la que cree que le va mejor y con la que aparentemente soluciona su problema de visión. Generalmente son atraidos por los bajos precios de las gafas y además porque posiblemente no den demasiada importancia al problema. Sin embargo, no son conscientes de que están poniendo sus ojos en riesgo con esa actitud. Todos los estudios recientes sobre el tema coinciden en que si queremos preservar la visión y cuidar nuestros ojos es recomendable un control completo de éstos cada dos años al menos, cuando una persona ha pasado de los cuarenta años y pertenece a un grupo de edad de riesgo. El especialista es quien debe recetarnos unas gafas adecuadas que favorecerá nuestra visión y no correremos ningún riesgo al usarla, como sucede con las gafas graduadas estandarizadas que venden en los comercios que puede empeorarnos la vista y producirnos dolores de cabeza frecuentes. En términos generales, las principales diferencias entre las gafas de farmacia y comercios y las personalizadas y graduadas en un centro óptico son las siguientes: Gafas graduadas estándar: -Graduadas a distancia estándar. -Tienen la misma graduación en los dos cristales. -Irregularidades frecuentes en la superficie de la lente, por lo que pueden provocar astigmatismo. -Grado aproximado que puede agravar la presbicia. Gafas personalizadas graduadas: -Están personalizadas a distancia pupilar. -Diferente graduación en cada ojo, según las necesidades de cada persona en concreto. -Superficie regulares de las lentes. -Graduación exacta y...

Leer más

La obesidad, factor de riesgo para el desprendimiento de retina

La obesidad, factor de riesgo para el desprendimiento de retina

La revista Epidemiology ha publicado recientemente un informe italiano en el que se hace incapié del riesgo de desprendimiento de retina que corren las personas obesas que padezcan de miopía. De la misma forma, una carga excesiva también puede provocar esta dolencia, que consiste en la separación de la retina de su sostén. De todas formas, según ha anunciado el equipo de investigadores dirigido por el doctor Stefano Mattioli, de la Universidad de Bologna, aún quedan que realizar más estudios sobre este tema para poder asegurar del todo que levantar mucho peso o estar obeso puede acarrerar desprendimiento de retina también en las personas sin miopía. Otro tipo de análisis externos han confirmado que la miopía severa y los traumas oculares o en la cabeza son factores de riesgo para un desprendimiento retiniano. En este estudio han participado 61 pacientes con miopía y desprendimiento de retina, además de un grupo de 99 pacientes que únicamente eran miopes. Estos participantes rellenaron un cuestionario donde se relacionaban las tareas que estaban relacionadas con el levantamiento de peso tanto en la actualidad como en el pasado. Con todos estos datos, los expertos crearon un índice donde diferenciaron las cargas livianas de las pesadas. Con todos estos datos, llegaron a la conclusión de que la obesidad y el sobrepeso aumentaban 6,8 veces las posibilidades de sufrir desprendimiento de retina, si se comparaba con los pacientes que mantenían un peso normal. El desprendimiento de retina se suele tratar con cirugía láser, consiguiéndose resultados bastante favorables, siempre que se realice antes de que ésta se separe completamente de su sostén. Si ocurrre ésto último, la consecuencia inevitable es la...

Leer más

2.1.0