Volver

Correcciones

El láser y la corrección de dioptrías

El láser y la corrección de dioptrías

Una operación de miopía con láser es relativamente rápida y sencilla. En general, se suele tardar unos 3 minutos por ojo. Cuando se aplica la última tecnología en este terreno, solo se necesitan dos segundos por dioptría y cuanto menos dioptrías se hayan corregido más rápida será la recuperación, que suele ser al día siguiente de la operación, sin que hayan quedado heridas y con una visión próxima al cien por cien. Realmente es como si lleváramos unas lentillas permanentes. La operación consiste en aplicar en la córnea láser ultravioleta (láser excímer). De esa forma se consigue modificar y remodelar su curvatura. Con ayuda del LASIK se levanta la lámina anterior de la córnea, permitiendo de esa forma que el láser pueda modificar la curvatura sin problemas. Más tarde, se coloca de nuevo la lámina en su lugar y queda pegada sin que haga falta recurrir a puntos de sutura. El tallado se realiza delante de la pupila, en el centro de la córnea, con el fin de que las imágenes que recoja en ojo deban pasar por la zona operada, como sucede cuando llevamos puestas unas lentillas. Realmente el LASIK es una técnica eficaz y duradera, capaz de tratar la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía con un nivel de incidencias bastante bajo. Aquellos que se decidan a corregir su miopía con láser deberán reunir los siguientes requisitos: -Acudir en primer lugar a un oftalmólogo que se aexperto en cirugía refractaria. -Realizarse un claro y riguroso examen preoperatorio, con el fin de analizar las peculiaridades de nuestro caso concreto. -Asegurarnos de que no padecemos ninguna enfermedad en los ojos. -En el caso de las mujeres, no estar embarazadas ni encontrarse en período de lactancia. -No ser diabéticos o sufrir lupus o artritis reumatoide. -Tener más de 18 años. Foto:...

Leer más
    Reservas: Es un buen consejo.
    Julia: La verdad que es una maravilla poder abandonar las tan odiadas gafas después de una operación que solo dura minutos. Claro que no hay que olvidar que se trata de una operación delicada y que debemos asegurarnos bien de las posibilidades de riesgo con un especialista antes de dar ese paso. A pesar de todo, si no hay problemas añadidos, creo que merece la pena intentarlo.
    gerardo: Me gustaría saber porq necesito q le hagan esta cirugía a mi hija q tiene 24 años

La operación de miopía con láser. En qué consiste. La Técnica Lasik

Una operación de miopía con láser, utilizando la técnica Lasik, no es dolorosa ni durante ni después de la intervención, solamente se siente después de la cirugía un ligero escozor y, algunos pacientes sienten una cierta presión en los ojos debido a los aparatos que se utilizan para inmobilizar el ojo mientras de realiza la operación. Con la técnica Lasik, se produce un tipo de energía muy precisa e inocua. La operación de miopía con láser consiste en realidad en cambiar la curvatura de la cornea como si se tratara de pulir una lente de contacto, corrigiendo así el defecto del ojo. Este cambio de curvatura se realiza en el interior de la cornea. De esta forma, se cicatriza muy pronto y el paciente se recupera con facilidad en poco tiempo. Para esta operación de miopía con láser es necesario el internamiento en una clínica especializada. El paciente deberá tumbarse en una cama especial con un reposacabezas que reduce la movilidad. Antes de la operación, se instilan unas gotas de colirio anestésico a fin de reducir las molestias y un antibiótico para prevenir posibles infecciones. Con un instrumento para mantener el ojo abierto durante todo el tiempo de la operación, con el fin de evitar el parpadeo, el cirujano levanta una fina capa de tejido corneal y a continuación aplica el láser en el interior de la cornea, y según las dioptrias a corregir, se cambia la curvatura. Mientras dura esta fase, el paciente tiene que fijar la vista en una luz central a finde asegurar la correcta actuación del láser. Ya no resulta tan peligroso el movimiento inadvertido del ojo, pues con las nuevas técnicas y los ordenadores a las que están sujetas, son capaces de seguir con exactitud los movimientos oculares y el láser solo se aplica automáticamente en la zona deseada. Para finalizar la operación de miopía con láser, la capa de tejido corneal se recoloca en su posición inicial y, debido a su natural adherencia, se une al ojo sin necesidad de puntos. Dependiendo del número de dioptrías corregidas, la recuperación es más o menos rápida. En general, la mayoría de los pacientes pueden reanudar sus actividades a las 48 horas después de realizada la operación de miopía con láser. Después de la operación, se debe descansar completamente durante veinticuatro horas. Ya al día siguiente es cuando se hacen evidentes los efectos de mejoría, en el que el paciente recupera casi toda la...

Leer más
    maricela: hola tengo 21 año y estoy usando lentes de contacto optico y ya estoy muy aburrida de usarlo llevo 3 meses usandolos y varias veces me han irritado los ojos y ahora estoy con mis ojos para la embarra y nisiquiera los puedo abrir me duele mucho y quiero saber de una operacion lo mas luego posible porque ya no aguanto esto me duele mucho mis ojos porfavor si ustedes me pueden ayudar se los agradeceria muchochao gracias por favor respondanme lo mas rapido posible
    antonela: hola , tengo 18 años. Estoy pensando en estudiar una carrera para la cual necesito de una vision optima. Uso anteojos y lentes de contacto... Me gustaria hacerme la intervencion pero no se si a mi edad se puede. Me podrian informar? muchas gracias
    Kevin: Tengo 17 años y estaba pensando hacer mas adelante una oposicion a bombero pero no veo muy bien me gustaria operarme cuando tenga tres o cuatro años mas pero me da un poco de miedo y he visto la operacion en you tube y asusta un poco.si alguien me puede explicar un poco de la operacion se lo agradeceria

Una nueva técnica trata las enfermedades degenerativas de la córnea evitando el trasplante

Transplante de córnea Nota de prensa XV Jornada de Oftalmología Inter-hospitalaria. Hospital Universitari de Sant Joan. Reus. – El Cross-linking o entrecruzamiento corneal (ingeniería tisular) es una técnica quirúrgica que combina la radiación ultravioleta con vitamina B2. – Las queratectasias o afecciones de la córnea afectan a 230.000 españoles Tarragona, junio de 2010.- La córnea es la parte transparente situada al frente del ojo que permite el paso de la luz y que protege al iris y al cristalino. Su función es clave para la capacidad de enfoque y refracción del ojo. Las queratectasias o ectasias corneales son un grupo de enfermedades degenerativas que originan su progresivo adelgazamiento, debilitamiento y su deformación, siendo la más frecuente el queratocono. Esto ocasiona la aparición de altos defectos refractivos (miopía, astigmatismo, etc.), pérdida de transparencia corneal (visión borrosa), falta de agudeza visual, mala visión nocturna y fotofobia, entre otros trastornos. Este y otros problemas oftalmológicos y sus posibles soluciones han sido debatidos en la XV Jornada de Oftalmología Inter-hospitalaria celebrada recientemente en el Hospital Universitario de Sant Joan de Reus. Según explica el Dr. José Luis Cuadrado, oftalmólogo de Clínica Baviera y participante en el curso “Dado que estas enfermedades degenerativas son progresivas, la situación cada vez empeora más. Al final, la única solución es el trasplante de córnea. Esta intervención, aunque eficaz, es muy delicada no sólo por su naturaleza (se necesita tejido donante de un cadáver) sino por el riesgo permanente de rechazo del injerto (estas personas pueden necesitar incluso tratamiento inmunosupresor)”. De ahí la importancia de un nuevo avance en el tratamiento de estas patologías que afectan a más de 230.000 personas en España. “Se trata del Cross-linking, una técnica que consiste en combinar vitamina B2 (RIBOFLAVINA) con los rayos ultravioleta (UVA). Al producirse la interacción entre dichos elementos se provoca la aparición de nuevos enlaces entre el colágeno corneal, lo que refuerza y endurece la córnea, mejorando su calidad”, explica el Dr. Cuadrado. Aunque no es una técnica invasiva, ya que no se penetra dentro del globo ocular sino que se actúa sólo en la superficie de la córnea, se suele realizar en quirófano por motivos de asepsia. Normalmente su realización no suele superar los 30 minutos por ojo y con una sola sesión es suficiente, aunque no hay inconveniente en repetirla si fuese preciso. “El grado de eficacia de esta técnica”, asegura el experto de Clínica Baviera, “es muy alto logrando, en el 99% de los casos, un endurecimiento de la córnea en un 70-80%”. El tratamiento está indicado en los casos iniciales de queratectasias, para evitar o, al menos, frenar ese proceso degenerativo. En los casos más avanzados se puede combinar con otras técnicas como los...

Leer más

Mejoran técnica para corregir defectos de visión por láser

Mejoran técnica para corregir defectos de visión por láser

  Alemania está aportando importantes mejoras en todo lo que se refiere a las operaciones de miopía con láser. Utilizando las nuevas técnicas, los especialistas están consiguiendo mejorar notablemente la precisión en la corrección de los problemas de visión. Por otro lado, en la actualidad se puede garantizar una mayor seguridad en los tratamientos y se espera que en el futuro se consiga también eliminar la presbicia, que aparece en las edades avanzadas, y las enfermedades oculares de la infancia. Y es que, realmente, existe un poco de miedo aún entre mucha gente a pasar por una intervención de erradicación de la miopía por láser, debido al temor a los efectos secundarios que ésta pudiera tener, por lo que prefieren seguir llevando gafas o lentillas y dejar a un lado esta otra posibilidad. Y es que no debemos olvidar que sí existe un riesgo en este tipo de operaciones. Por ejemplo, un error en una córnea puede desembocar en una mayor sensibilidad a la luz y a que se creen irritaciones durante la noche. Las nuevas aportaciones alemanas a esta técnica permitirán a partir de ahora un trabajo más preciso. Por ejemplo, en el caso de los “rastreadores oculares”, que son los encargados de registrar durante la operación el movimiento del ojo, se podrá redireccionar el láser en función de este movimiento. También es posible desgastar la córnea con distinta intensidad y en determinadas zonas del ojo que se esté tratando, permitiendo así un mayor control y una mayor seguridad durante la operación de miopía con láser. La propia técnica láser también está siendo cada vez más innovada. Con el láser femtosegundo, que tiene un equivalente de una milbillonésima parte de un segundo, se pueden realizar unos cortes con muchísima precisión, con bastante rapidez además y con una profundidad constante en todas las partes posibles de la córnea, permitiendo con ello unas separaciones de tejidos más exactas. Hasta ahora, era un escalpelo controlado electrónicamente quien se encargaba de realizar un corte lenticular con el fin de retirar la capa corneal al principio de la operación; sin embargo, a partir de ahora esta función estará a cargo del láser, con lo que se conseguirá más seguridad y mejores resultados. Este procedimiento es muy interesante, ya que, al no producirse ninguna herida, se consigue evitar que entren gérmenes en el ojo, por lo que se evitan infecciones indeseadas. Las operaciones de miopía con el láser de femtosegundo son muy rápidas y suelen durar unos veinte segundos, los suficientes para que el láser haga desaparecer zonas pequeñas del interior de la córnea y pueda reestructurar con rapidez la superficie. En general hay muchas esperanzas puestas en estos avances, porque realmente esta técnica...

Leer más

2.1.0