Operaciones Láser Miopía

Guía informativa sobre la miopía, su cirugía y corrección

¿Qué es el Lasik?

laser miopiaLa operación realizada con técnica lasik se efectúa con anestesia con gotas; es decir, que el paciente está despierto durante toda la operación. La intervención suele durar poco tiempo, dependiendo de la cantidad de dioptrías que tenga el enfermo, pero puede durar unos diez minutos por ojo, contando con los preparativos que son necesarios. Normalmente, se operan los dos ojos en la misma intervención, primero uno y después el otro.
La córnea es la parte delantera transparente del ojo, y es la lente más potente que posee éste. En una operación utilizando la técnica lasik, la intención es modificar el sistema óptico del ojo para que la imagen se enfoque bien en la retina sin necesidad de gafas o lentillas. En realidad, se talla una lentilla sobre el ojo; es decir, se adapta la curvatura de la córnea a fin de eliminar la graduación. Para estos casos, se levanta una lámina delgadita de córnea, se talla con el láser el lecho de abajo y después se vuelve a colocar la lámina. Si se hiciera directamente sobre la parte de encima de la córnea, se produciría una úlcera muy dolorosa que tardaría varios días en cicatrizar. La lámina que se levanta de la córnea se llama flap y no se corta del todo, pues se deja una zona de unión, como si fuese una bisagra, y una vez terminada la operación se vuelve a colocar todo en su sitio.
Esta cirugía no duele, pero puede ser molesto el aparato que sujeta los párpados si se intenta hacer fuerza para cerrar los ojos. Después de la operación, los ojos quedan irritados y la luz resulta molesta durante unas horas.
La recuperación visual es muy rápida. En uno o dos días se puede alcanzar ya una visión del cien por cien, aunque puede haber fluctuaciones de visión durante algún tiempo. Una vez pasado tres meses, la visión estará totalmente estabilizada.

Leer más
    letyy: io me kiero operar pro como lo leyy resulta algo dolorosoo

Según expertos, el 3% de los pacientes de cirugía refractaria deben pasar por una segunda intervención

miopiaSegún ha comunicado el presidente de la Asociación de Utilidad Pública Visión y Vida, no existe ninguna técnica de cirugía que pueda garantizar unos resultados perfectos, existiendo por ello un riesgo y ciertas limitaciones. Esto hace que el 3% de los pacientes que pasan por una intervención de cirugía refractaria deban ser tratados de nuevo en una segunda operación, a fin de mejorar su visión. De la misma forma, alrededor de un 30% de las personas que utilizan lentillas o gafas no deben pasar por una intervención quirúrgica con láser por diferentes e importantes motivos. En unos casos por tener la córnea demasiado delgada, o cuando se tienen las pupilas demasiado grandes, cuando se padece de presión intraocular alta, con ojo vago, con problemas en la retina, con catarata incipiente, etc.
También se ha observado que aproximadamente la mitad de los pacientes sufren un error refractario residual, lo que los obliga de nuevo en ciertos casos a tener que llevar gafas o lentillas. En otros casos, aunque en un porcentaje relativamente pequeño, pueden tener dificultades para la visión nocturna o bien sufren de una visión desdoblada.
Por todo ésto, se recomienda una buena información antes de someterse a este tipo de cirugía. En ningún momento debe ser obsesiva la idea de dejar a un lado definitivamente como sea las gafas o lentillas, sin pensar en posibles efectos secundarios.
Durante 2007, en España se ha intervenido con cirugía ocular a cerca de doscientas mil personas, que han resuelto sus problemas de astigmatismo, hipermetropía y miopía, pero no olvidemos que no se consigue la eliminación total de las dioptrías y que existen algunos efectos secundarios a tener en cuenta.

Leer más
2.1.0