Operaciones Láser Miopía

Guía informativa sobre la miopía, su cirugía y corrección

Cirugía con lentes intraoculares

En algunos casos en los que la cirugía con técnica láser no está indicada, la solución al problema refractivo puede hacerse utilizando otras técnicas. En los casos en los que el láser Excimer no puede eliminar todo el defecto refractivo como por ejemplo en las miopías por encima de 10 dioptrías, en las hipermetropías altas, por encima de 5 dioptrías y en algunos astigmatismos, se puede corregir implantando lentes intraoculares. También se dan casos en los que el láser Excimer está contraindicado como por ejemplo en las córneas con espesores disminuidos. En estos casos se utilizarán las lentes intraoculares.
Las lentes intraoculares se pueden colocar en la cámara anterior y son lentes de fijación iridiana o de soporte angular. Se pueden colocar en la cámara posterior por encima del cristalino y son lentes epicapsulares, o bien eliminando el cristalino mediante facoemulsificación, sustituyéndolo por una lente implantada dentro del saco capsular.
A veces, para corregir totalmente el defecto refractivo y mejorar la agudeza visual, es necesario combinar el lasik con el implante de lentes intraoculares. En cualquier caso, la elección de una técnica u otra dependerá de las características del paciente (edad, número de dioptrías y condiciones del ojo) y siempre será el cirujano el que deba tomar la determinación final.
La cirugía de lentes intraoculares se hace sin ingreso en clínica y la anestesia se realiza con gotas, sin utilizar inyecciones. La recuperación de la visión empieza inmediatamente después de la intervención.

Leer más

Las cataratas

operaciones láser miopia
Con el paso de los años o debido a enfermedades, el cristalino puede ir perdiendo su transparencia y convertirse en una lente opaca. Cuando ésto ocurre, se producen las cataratas.
El cristalino es una lente transparente que tenemos detrás de la pupila y que nos sirve para enfocar claramente los objetos.
Podemos decir que las cataratas están más o menos avanzadas dependiendo de la transparencia del cristalino. Cuanto mayor sea la pérdida de transparencia, más avanzada será la catarata y mayor será la disminución de visión.
Las cataratas son síntomas normales del envejecimiento. Por ello, cuanto mayor es la persona, aumenta la probabilidad de la aparición y progresión de éstas. Aunque no siempre la edad es determinante, ya que hay personas que padecen determinadas enfermedades, como diabetes, alta miopía o inflamaciones intraoculares que pueden producir la aparición de las cataratas independientemente de la edad.
Normalmente, tres de cada cuatro personas mayores de setenta y cinco años padecen de cataratas y habitualmente la persona que las padece no suele tenerlas solamente en un ojo, sino en los dos, aunque no se desarrollan con la misma rapidez.
Otro factor importante para la aparición de las cataratas es el hereditario. Existen unas familias que son más proclives que otras a padecer esta enfermedad en función de la herencia genética.

Leer más

Síntomas de las cataratas

El primer síntoma que nos debe de alertar, es la lenta y progresiva disminución de la visión. Es como si se viera a través de un velo. La visión aparece nublada y desenfocada y no mejora al cambiar de gafas.
La disminución de la visión es más acusada en función del ambiente luminoso, pues las luces fuertes deslumbran y la intensidad de la luz solar resulta muy molesta. Otro síntoma importante es la pérdida de apreciación de las tonalidades de los colores.
Caso de padecer alguna de estas molestias, se debe acudir cuanto antes a un oftalmólogo, que hará pruebas para examinar la visión. Tendrá que leer un diagrama con letras para determinar como está la vista.
Seguramente le pondrá gotas en los ojos para agrandar las pupilas y por este método, el oftalmólogo verá dentro de sus ojos, utilizando una luz brillante y observará las lentes para ver si están o no transparentes.
Además, le hará un examen de percepción de contrastes. Con todos estos datos, el oftalmólogo podrá tener un conocimiento exacto de cual es su problema y propondrá una posible solución.

Leer más

Tratamiento de las cataratas

Una vez conocido el diagnóstico de la existencia de cataratas, debemos plantearnos si la pérdida de visión afecta a la calidad de vida y nos impide realizar actividades normales. Caso de que afecte y que la edad y la salud lo hagan factibles, hay que plantearse la realización de una intervención quirúrgica.
La operación de cataratas, consiste en la extracción de la parte del cristalino que está opacificada y su sustitución por una lente artificial que se coloca en el mismo lugar que el cristalino original, restaurando la visión que se había perdido a causa de las cataratas.
La operación se suele hacer con ultrasonidos o técnica de facoemulsificación. Es una operación simple en la que se utiliza solamente colirio como anestésico.
Después de la intervención, solamente habrá que guardar un poco de reposo y si tiene que realizar trabajos pesados habrá que esperar unos veinte días.

Leer más

El ojo

El ojo es el órgano de la vista en el hombre y en el resto de los animales.
El ojo del hombre tiene forma ovoide y consta de tres túnicas:
-La esclerótica: Tiene color blanco y su función es de contención. De ella depende la córnea transparente, primer dioptrio que atraviesa la luz.
-La coroides: Es negra, vascular y de ella se deriva el iris, de coloración variada y que cambia de una persona a otra. Este es el color de los ojos. En el centro del iris se encuentra la pupila, que es un diafragma de regulación de la entrada de la luz.
-La retina: Es esencialmente nerviosa. Se impresiona por la entrada de rayos luminosos. Estos, para llegar a la retina, deben atravesar primeramente la cornea, el humor acuoso, la pupila, el cristalino y el humor vítreo.

operaciones láser miopia

El cristalino es como una lente de este aparato óptico. Está rodeado por el músculo ciliar, que aumenta o disminuye su curvatura para que las imágenes se formen en el fondo de la retina, aunque los objetos estén cerca o lejos del ojo. A esto se llama poder de acomodación.
El ojo está alojado en la cavidad orbitaria y protegido por los párpados superior e inferior, recubiertos de una membrana conjuntiva en su parte interna y en cuyo borde se encuentran las pestañas. Por encima de ellos, están las cejas.
Para el buen funcionamiento del ojo, está la lágrima que actúa como lubricante.

Leer más
2.1.0